Que es el hidromiel imagen

Pero, ¿qué es el Hidromiel?

Según estudios y descubrimientos a lo largo de nuestra historia, se cree que el Hidromiel es la primera bebida alcohólica que consumió el hombre. En su modo de preparación básico solo precisa agua, levadura y miel. Su fermentación puede alcanzar una graduación de hasta el 18%. Se tiene constancia de que fue consumida por todo el antiguo mundo, desde África a los países nórdicos y de China a América pasando por toda Europa. Por otro lado, no cabe ya casi duda de que el hidromiel fue precursor de otra bebida artesanal que nos encanta, la cerveza y el vino.

Pero conocer de forma exacta cuándo, cómo y dónde surgió el hidromiel por primera vez resulta complicado. No ocurre así con el vino o la cerveza, que tienen registros bien documentados. De esta manera, meadmakers especializados como Ken Schram, nos cuenta en su libro The Complet Mead Maker, la posibilidad de que el “primer hidromiel” surgiera por accidente. Esta afirmación se fundamenta en los estudios sobre la apicultura en la época antigua, así como en los restos orgánicos encontrados en vasijas o cuencos del Paleolítico y Neolítico. Estos recipientes eran utilizados para transportar miel y agua. Es muy probable que el origen de la fermentación, como tal, sea mucho más antiguo de lo que suponemos. Imaginamos lo bien que lo tuvieron que pasar sus primero degustadores.

Del mismo modo que el hidromiel tuvo su época dorada en el mundo antiguo, con el paso del tiempo, debido a diversos motivos y factores, quedó relegado al olvido. Ha sido hacia el comienzo de los años 80 cuando ha vuelto a resurgir en países como Estados Unidos y gran parte de Europa (donde hacemos una mención especial a los países escandinavos). En España apenas estamos empezando, pero cada vez somos más. Existe una competición internacional importante que se celebra en Estados Unidos específica de esta bebida: The Mazer Cup International.

El hidromiel, con mucha lentitud, comienza a abrirse camino gracias al resurgir del interés por lo ancestral, lo artesano y el probar cosas “nuevas”.

En cuanto al sabor, lo que podemos decirte es que tienes que probarlo, ya que puede ser muy diferente dependiendo del tipo de hidromiel que pruebes. Así que ya sabes, solo es cuestión de empezar a catar todo lo que pilles, no te quedes con un solo estilo. Como todo, hay a quien le encanta y a quien no.

Si quieres saber más, te dejamos aquí un enlace que te va a ofrecer bastante información e incluso podrás sacar tu propia receta de elaboración.